La mejor ciudad para comer del año

Dallas fue nombrada por Bon Appetit como la mejor “Restaurant City” del año. Te contamos qué probaron.

Para escoger a la mejor ciudad, Bon Appetit visitó cientos de ciudades de Estados Unidos y les pareció que los mejores restaurantes están aquí en Dallas. Te contamos qué fue lo que esta importante pubicación probó en nuestra ciudad. Con información de este texto en inglés escrito por Hilary Cadigan.

 

Diferentes orígenes, variedad, ambición, creatividad… son algunos de los valores que Bon Appetit destaca de su experiencia culinaria en Dallas. Comencemos por el lejano oriente: Kaho Moodle Shop es un restaurante de comida de Laos. Dallas tiene una importante comunidad de habitantes llegados de ese país asiático y Kaho Moodle Shop es uno de los lugares donde mejor se prepara su cocina. Los fideos (noodles) son hechos en casa y se mezclan con las salsas, aderezos, acompañamientos y platos para compartir de su menú. Lo más recomendable, de acuerdo a la redactora, es pedir menús enteros, llenar la mesa de delicias y dejar llevarse por las preparaciones.

 

 

Sigamos en el lejano oriente y vayamos a Richardson, al norte de Dallas, la zona derestaurantes conocida como DFW China Town, con sus delicias de todo Asia. Destacan a Bilad Bakery, con su pan iraquí y sanwiches de shawarma y los postres y quesos de BigDash, una delicia llegada de Siria.

 

 

Ahora le toca a Japón y, además de maravilloso sushi de Namo Dallas, podemos mencionar a Nori Handroll Bar, en el barrio de Deep Ellum, este lugar parece sacado del set de Blade Runner y ofrece rollos, conos de temaki y delicias que sólo encontrarías en las calles de Tokio. 

 

 

Regresemos a América con Sandwich Hag, el mejor lugar para probar un hot dog memorable, con pan de la casa crujiente, pepinillos, aioli y una agua mineral Topo Chico de la vecina Monterrey para hacer espacio a otro de los platillos. Reyna Doug, la dueña y encargada, abrió este restaurante para emplear a suhermano Sang, un increíble chico con Sindrome de Down. Tienes que conocerlos a ambos. Su vibra y el amor que ponen en lo que hacen, es lo de lo mejor de Dallas. 

 

 

¿Tacos? ¡Claro! México y Texas comparten más que una equis en su nombre. Aquí basta decir “José” para ir al restaurante de Anastacia Quiñones, con guisados diarios para que nunca te aburras de regresar; para los altos vuelos nada como Jalisco Norte, del premiado chef Enrique Olvera o qiué tal una fusión con la cocina dominicana de Miriam Cocina Latina, en donde la mismísima Miriam Jinénez se encarga de ofrecer sopes, puntas, tacos de falda de res, de salmón y más.

 

 

¿Qué tal una mezcalería con mesas afuera y una fachada que te hará sentir en Oaxaca? Existe, se llama Las Almas Rotas y está en South Dallas, un menú de 20 páginas con agaves de todos los rincones de México. Deep Ellum tiene Ruins, un lugar con música en vivo, mezcales y, agárrate, tlayudas con su tasajo, su chorizo, su aguacate, sus frijolitos… ¿Prefieres variedad de taquitos? Será mejor que camines a Belmont Park para ir a El Come Taco o a La Viuda Negra, con sus cocteles de mezcal y pulque. 

 

 

Perú está presente con Ceviche Oyster Bar y si prefieres algo italiano lánzate a Macellaio, por quesos, vino, charcutería y pizzas como en Nápoles. También destacaron a Revelers Hall, un restarante de cocina criolla de Nueva Orleans con música en vivo y DJ que suenan viniles. Claro, también hay grandes exponentes de la cocina fusión de Dallas, como Petra and the Beast, donde el chef Misti Norris ofrece pastas caseras, chacutería , terrinas y platillos a base de carne.

 

 

Para brindar, busca el gigantesco ojo, una escultura de arte moderno que adorna Main Street. Enfrente está The Joule, el conocido y sexy hotel de lujo, localizado en una torre neo-gótica de los años 20. Dentro está Mdnight Rambler, un sótano inspirado en el bar de El resplandor, sí, de The Shinign, la famosa película de Stanley Kubrick basada en un libro de Stephen King. Aquí podrás beber un Jack Daniels al estilo de Jack Torrance o pedir algo de su coctelería. ¿Qué te parecen todas estas opciones? ¿Ya te dio hambre de venir?