Inventado en Dallas

¡No te imaginas todo lo que se ha inventado en Dallas! Del cajero automático a la margarita

Diversas compañías e inventos nacidos en Dallas han llegado a todo el mundo, innovando y cambiando muchas cosas. Desde las tiendas 7 Eleven, hasta el desarrollo tecnológico que permitió que estés leyendo esto en una computadora.

 Desde 1930, año en que se fundó Texas Instruments, la empresa con sede en Dallas soñaba con desarrollar equipos para automatizar procesos y crear inteligencia artificial. La compañía atrajo a científicos de todo el mundo y desarrolló decenas de inventos que cambiaron al mundo, como el primer microprocesador de un sólo chip; que dio origen a numerosas aplicaciones como la primera calculadora científica y la microcomputadora para niños "Speak and Spell", que podemos ver en el siguiente anuncio de 1980:

La tienda que nunca cierra

Actualmente nos parece común encontrar tiendas de conveniencia en todas las ciudades, pero esta idea nació en el lejano 1927 en Dallas, cuando John Jefferson Green diseño una manera de crear una franquicia de pequeños negocios que mantuvieran la misma calidad en cada sitio. De esta manera comenzó la leyenda de 7-Eleven, título que indicaba que las tiendas abrían de 7 am a 11 pm, aunque actualmente la mayoría de las 48 mil franquicias abren las 24 horas.

7-Eleven es en la actualidad la mayor cadena de tiendas de conveniencia del mundo, con presencia en 16 países y con más franquicias que McDonald's.

El invento que corrigió al mundo

En 1951 una mecanógrafa de Dallas de nombre Bette Nesmith Graham inventó un tipo de pintura de decado inmediato para corregir sus errores. Cuando comenzó a comercializarlo hizo sus primeros productos en la licuadora de su casa. Su nombre: Liquid Paper. Durante 17 años hizo el producto en su casa, hasta que abrió su primera fábrica y posteriormente, en 1979, la compañía Gillete le compró su patente por 47.5 millones de dólares.

Cajeros automáticos

Muchos otros inventos han surgido en Dallas, como los cajeros automáticos (ATM), inventados por Don Wetzel mientras esperaba en la fila de un banco. Aunque ya existían cajeros que despachaban dinero, en Dallas se desarrollo el concepto de cajeros ínterconectados a las terminales bancarias que permiten disponer de efectivo a través de tarjetas con cinta magnética, tal y como se siguen usando ahora.

Frozen Margarita!

También podemos mencionar la primera máquina contestadora de llamadas; la resistencia eléctrica, que originó los circuitos y las televisiones a color, entre miles de aplicaciones; y por supuesto, la primera máquina para hacer el coctel tequilero "Frozen Margarita", obra de Mariano Martínez, nacido en Dallas y de origen mexicano. Como se puede apreciar, hay algo de Dallas en todo el mundo y la capacidad inventiva no se detiene, lo que bien merece brindar con una Margarita.

 

Mariano Martínez y su primera máquina, actualmente en el Museo Smithsoniano de Washington